A todas luces se desprende que San Pablo no entiende la <<castidad>> como la entienden los católicos.

Volver a la página